Por Darío Márquez 

 

Seguramente han escuchado la famosa frase del filósofo griego Heráclito: “Lo único constante es el cambio” acto seguido les asalta el pensamiento: si todo está en constante cambio, ¿cómo puedo mantener mi negocio a través del tiempo? Si las decisiones que tome hoy de manera estratégica tendrán efecto en el mediano y largo plazo. La respuesta se resume en esta fórmula: visión + innovación permanente = negocio sostenible

 

.

Visión de futuro:

Más allá de hablar de la tradicional y necesaria declaración de visión empresarial, en este caso quiero referirme a la visión como la acción de proyectar un resultado deseado en el futuro, consciente del entorno actual y las expectativas. Para que un negocio permanezca en el tiempo, sabiendo que todo cambia, es necesario entender continuamente que está pasando alrededor de él y cómo ese contexto podría evolucionar en el futuro para luego determinar ¿cómo impactaría en los resultados esperados?, si el impacto sería positivo, puedo mantener el curso de acción. Si, por el contrario, la afectación sería negativa, se requiere hacer cambios en el curso actual que te permitan mantener la expectativa de esos resultados deseados.

 

¿Cómo mantenemos la visión de futuro? A continuación, algunas recomendaciones:

  •       Haz del análisis de entorno una actividad constante en tu negocio: revisa con frecuencia mínimo mensual ¿qué hay de nuevo en el mundo? ¿cuáles son las nuevas tendencias en el sector donde se encuentra mi negocio? ¿cómo se mueve mi competencia? ¿qué pasa con los movimientos políticos y sociales de mi entorno?
  •       Establece rutinas de estudio sobre tu negocio: si quieres mantener la visión de futuro de tu empresa, debes saber todo sobre tu negocio, mercado, tendencias, necesidades del consumidor, entre otros. Para eso se requiere disciplina de estudio, por lo que formar rutinas haciendo espacios en tu agenda para el estudio, resulta una excelente estrategia.
  •       Conversa sobre el futuro con diferentes personas: la acción de proyectar, salvo que tengas el don de la adivinación o clarividencia, requiere del mayor espectro posible de opiniones, incluso las que pudieran resultar negativas o pesimistas, en especial éstas te ayudan a identificar puntos débiles de tu visión de negocio que debes reforzar. Establece círculos de amigos, clientes, proveedores y empresarios del mismo sector, con los que puedas compartir tus reflexiones sobre el futuro. Un escenario sencillo podría ser, por ejemplo: si estás ubicado en un centro comercial, asiste a las reuniones de condominio e indaga con tus vecinos sobre: el flujo de clientes, el comportamiento de sus ventas, nuevas estrategias de atención al cliente, alianzas para la seguridad o atracción de más clientes, asuntos legales y reglamentarios, entre otros.
  •       Escribe, escribe, escribe tus reflexiones y visión de futuro: no lo dejes a tu memoria, ya que puedes perder detalles importantes que debes mantener visibles. Escribir (o grabar el audio) de tus pensamientos y conclusiones te facilitará estar en constante revisión y ajuste, también ganas enfoque y dirección sobre el objeto de estudio. En tus rutinas de estudio, revisa lo que has escrito y grabado y a partir de ahí revisa los aspectos más resaltantes para encontrar argumentos que los sostienen o rebaten.

 

Innovación permanente:

El otro elemento fundamental de la ecuación de modelo de negocio sostenible es la innovación, vista como la capacidad para implementar cambios exitosos en los productos y procesos de la organización, que generen impacto positivo para el negocio y la sociedad. En este caso, incorporar el adjetivo “permanente” en la fórmula, implica que esos cambios o mejoras en la organización deben ser continuos y constantes con base a la comprensión que se tiene del entorno y la visión de futuro.

En la era de la información o cuarta revolución industrial, donde la “data” es la reina, los procesos de innovación deben estar enfocados en cómo transformar productos y procesos con base precisamente en información de calidad producida con base a datos captados por diversas fuentes disponibles. Hoy en día, el futuro se construye sustentado en la tecnología de información y comunicación por lo que la innovación permanente en nuestros negocios debe ir en esta sintonía. En el libro: como trabaja Google (en inglés: How Google Works), Eric Schmidt y Jonathan Rosenberg afirman que el éxito de los productos de Google se debe a que fueron desarrollados y mejoras basados en fuertes ideas y retroalimentación técnica, lo que les permite mejorar constantemente sobre un piso objetivo -la data- y menos sobre elementos subjetivos -emociones- que los sacan de curso.

Una herramienta para aplicar la innovación permanente al modelo de negocio de una manera sencilla e intuitiva es el lienzo CANVAS de Osterwalder y Pigneur (2010), quienes afirman que consiste en crear valor para las empresas, los clientes y la sociedad. Para profundizar en este tema, te invito a leer el artículo “Digitaliza tu negocio”, en nuestra #Guía360DondeSea.

Finalmente; recuerda que para tener un negocio sostenible debes cambiar constantemente el cómo (acciones) y mantener actualizado el qué (visión), a través del proceso de innovación permanente.

 

 

 

Únete a la conversación

2 comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
29 − 18 =