Según un nuevo reporte emitido por el Foro Económico Mundial (FMI), el gobierno de Estados Unidos y las compañías del sector privado necesitarán invertir $34 billones en la recalificación laboral de 1.4 millones de empleados que podrían perder su trabajo como consecuencia de la automatización en los próximos años.

 

En su mayoría, el costo de la recalificación laboral como resultado de la Cuarta Revolución Industrial y otros cambios estructurales que se prevén para la próxima década, serán responsabilidad en su mayoría del gobierno, siendo rentable para el sector privado hacer frente únicamente al 25% del costo de esta recalificación (300.000 empleados), según Saadia Zahidi, Jefa de Educación, Género y Trabajo y miembro del Comité Ejecutivo en el Foro Económico Mundial.

 

La disyuntiva de quién debe hacer frente al costo de la recalificación laboral como consecuencia de que cientos de miles de trabajos se conviertan en obsoletos a raíz de las tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial, como lo son la Inteligencia Artificial y análisis de big data, además de otros factores estructurales, es extremadamente importante. En un reporte titulado “El Futuro del trabajo 2018”, el FMI calculó que, 75 millones de personas serán despedidas a nivel mundial como consecuencia de la automatización entre el 2018 y el 2022, al mismo tiempo que 133 millones de nuevos roles serán creados. Sin embargo, será necesario recalificar y aumentar el grado de calificación de un gran número de trabajadores para poder hacer frente a estos nuevos roles.

Determinar quién es el responsable de pagar por la recalificación y aumento de la calificación de los trabajadores a nivel mundial debe ser un esfuerzo en conjunto: compañías trabajando unidas para disminuir costes, gobiernos y contribuyentes asumiendo un porcentaje como inversión social y los gobiernos y empresas trabajando conjuntamente, tal como se evaluó durante Davos 2019, donde compañías asociadas al FMI se comprometieron a brindar los fondos y conocimiento necesarios para recalificar a 17 millones de trabajadores a nivel global para el año 2020, aumentando el número establecido en el 2018 de 10 millones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *